logo calmatel
deportes-de-riesgo
General

Top 10 deportes de riesgo más peligrosos del mundo

12 diciembre 2018

Cada vez más gente practica algún tipo de deporte extremo. Vivimos en un mundo donde lo habitual o lo tradicional nos aburre y muchos optan por vivir nuevas aventuras, por adentrarse en terrenos inexplorados y por experimentar nuevas sensaciones. Dicen que quien los prueba repite ya que crean adicción. ¿Quieres saber cuáles son los 10 deportes de riesgo más peligrosos del mundo? Te lo contamos a continuación.

¿Qué entendemos por deporte de riesgo?

Entendemos por deporte de riesgo aquel que, debido a sus circunstancias particulares, el hecho de practicarlo implica algún tipo de peligro o dificultad.

En la última década ha ido aumentando progresivamente el número de personas que practican los llamados deportes de riesgo.

Las marcas de publicidad también se han aprovechado del tirón de este tipo de deportes y cada vez más apoyan su práctica.

¿Qué tienen estos deportes que tanto enganchan?

La adrenalina, la sensación de peligro, el aumento de la autoestima, la búsqueda constante de placer… Son algunos de los factores que motivan a que tantas personas se enganchen a la práctica de deportes de riesgo.

El cerebro se acostumbra a esa sensación de bienestar y es entonces cuando uno busca sentir sensaciones cada vez más fuertes. Emociones que pueden encontrar en alguno de los 10 deportes de riesgo más peligrosos del mundo.

Ranking deportes de riesgo más peligrosos del mundo

Paracaidismo

Quienes practican paracaidismo se lanzan desde una avioneta a una altura considerable para poder usar posteriormente un paracaídas que frene la velocidad del aterrizaje. Durante unos segundos estaremos en caída libre y la sensación es indescriptible. No es apto para cardíacos, ya que debido a la emoción que supone, nuestras pulsaciones se aceleran de forma desmesurada durante la práctica de este deporte.

Motocross

El motocross es una modalidad del motociclismo que consiste en competir con una moto de trial en un circuito cerrado y en terrenos al aire libre con desniveles, ríos, fango, saltos… Su peligrosidad radica en estos saltos, generalmente altos, en los cuales una mala caída puede acabar en un accidente grave.

Alpinismo

Se trata de escalar la cima de una montaña. Lo más peligroso de una montaña no es subir, sino bajar. El fuerte sol, la tempestad, el desprendimiento de rocas, la falta de oxígeno… son algunos de los factores que pueden desencadenar en accidente fatal. Hay que recordar que han sido muchos los alpinistas que han perdido la vida en alguna de las montañas más altas del mundo.

Rafting

El rafting es un deporte de agua que consiste en atravesar ríos por sus rápidos, montado en una balsa con remos. Si practicamos rafting en un río con poco caudal y tranquilo, el peligro es mínimo. Sin embargo, cuando el río es muy caudaloso y hay mucha corriente, corremos el riesgo de volcar la balsa.

Parapente

Muchos tienen el deseo de poder volar, e ir montado en parapente es una de las sensaciones más próximas a hacerlo. El deportista va sentado en una silla o arnés, que a su vez está enganchado mediante unas resistentes cuerdas a la tela que conforma el aparato en sí. El peligro del parapente lo encontramos cuando sobrevolamos lugares que no conocemos y cuando el viento no es favorable. Las corrientes de aire pueden llevarnos a un sitio no deseado y en el que sea difícil tomar tierra.

Rápel

El rápel consiste en descender una montaña deslizándose por una cuerda enganchada al cuerpo. El hecho de estar en las alturas, requiere una serie de precauciones que hay que seguir al pie de la letra. Recuerda que, si la cuerda no está bien atada y sufrimos una caída, las consecuencias serán muy graves.

Escalada

Al escalar, al contrario que en el rápel, estamos subiendo una montaña con una cuerda atada al cuerpo para evitar una caída. Todo buen escalador lleva siempre consigo varios elementos: un calzado cómodo que nos permita realizar movimientos libremente, magnesio para nuestras manos, una cuerda resistente. Hay que elegir una ruta con la dificultad adecuada según nuestro nivel de habilidad.

Surf

Se trata de uno de los deportes de moda. En invierno es cuando más olas hay, por lo que, a pesar del frío, es ideal para practicarlo en esta época del año. Este deporte consiste en mantener el equilibrio sobre una tabla que es empujada por las olas. Si no eres un experto, tienes que tener mucho cuidado, una caída en el mar, provocada por el impacto de una ola puede tener consecuencias graves.

Buceo deportivo

Cuando llega el verano, otro deporte muy practicado es el buceo. Mucha gente busca playas paradisíacas con un fondo marino espectacular. Si utilizamos ropa adecuada y extremamos las precauciones, no tiene por qué pasar nada. Sin embargo, al descender en el agua, la presión aumenta y esto pone en riesgo los oídos y los pulmones.

Boxeo

El boxeo es una disciplina que se practica en parejas. En ella, los contrincantes se colocan en el interior de un cuadrilátero, donde se golpean en cara y cuerpo con los puños, protegidos por unos guantes. A pesar de las normas, a veces éstas resultan insuficientes puesto que es un deporte que implica violencia por sí mismo. En muchos casos, algún deportista ha tenido que ir al hospital por una lesión grave a consecuencia de los golpes.

La adrenalina que se puede sentir al practicar cualquiera de estos deportes es una sensación única. Pero, no hay que olvidarse que si los llamamos deportes de alto riesgo es por algún motivo. Todos estos deportes conllevan un alto grado de dificultad y cualquier contratiempo o accidente puede resultar fatal. Por lo tanto, si decides practicar un deporte extremo, hazlo con todas las precauciones posibles.

José Pascual Albert – Licenciado en Farmacia

Nº Colegiado 9818 – COF Valencia

Indica tus datos para acceder a estos consejos y herramientas:

O mediante tu cuenta de facebook: