logo calmatel

¿Qué es una Contractura?

>

La contractura muscular es una contracción involuntaria y persistente de una parte o de la totalidad de un músculo, que produce dolor. Este dolor se describe como “sordo”, y se acompaña de una sensación de pesadez en la zona afectada. La propia contracción muscular hace que la persona que la sufre note que el músculo contracturado está duro y aumentado de tamaño, así como que es doloroso al tacto. Tampoco funciona correctamente, el movimiento en el que está involucrado el músculo afectado se ve limitado. Por todo ello, a pesar de que no se trata de una dolencia grave, sí interfiere en la actividad cotidiana del individuo que la sufre. En algunos casos la contractura se debe a un exceso de trabajo del músculo o a un sobreesfuerzo, y se limita al músculo o grupo de músculos afectado. Según la causa de la contractura se pueden distinguir los siguientes tipos:

  • Durante un esfuerzo. Al realizar un esfuerzo muscular grande, ya sea por la dureza del ejercicio o por la falta de entrenamiento, el organismo no es capaz de depurar todas las sustancias que se generan, y estas se acumulan y provocan dolor.
  • Posterior al esfuerzo. En ocasiones, después de un ejercicio intenso en el que el músculo ha sido sometido a una gran carga de trabajo, este se ve incapaz de retomar su estado natural de relajación por la fatiga acumulada.
  • Residual. Tras una dolencia importante (una rotura de fibras musculares, una fractura, un esguince, un fuerte traumatismo), la musculatura cercana a la zona con dolencia tiende a contraerse como mecanismo de protección.

¿Qué tipo de contractura tienes?

¿Cómo tratar una contractura?

El tratamiento de una contractura muscular, una dolencia leve, consiste en seguir unas sencillas pautas:

Descubre Calmatel Crema
  • Evitar ejercicios o posturas en la zona de la contractura

    Evitar los ejercicios o posturas que han generado la dolencia (en los primeros momentos tras la dolencia).

  • Aplicación de calor seco en la zona de la contractura

    Aplicar calor seco en la zona afectada en los primeros estadios de la contractura. El calor es un potente vasodilatador que contribuirá a eliminar las sustancias acumuladas que provocan dolor, además de generar una sensación inmediata de alivio.

  • Aplicación del antiinflamatorio Calmatel

    Aplicar Calmatel® Crema como antiinflamatorio tópico. El uso de antiinflamatorios orales es útil cuando las contracturas musculares son más intensas.

  • Realización de un masaje descontracturante en la zona afectada.

    Eliminar por completo los síntomas de la dolencia suele precisara entre una y dos semanas. Sin embargo, si no se tratan correctamente las contracturas se pueden cronificar, y será más difícil obtener una recuperación completa y permanente.

    Se recomienda consultar al farmacéutico o al médico de cabecera en caso de dolores intensos e invalidantes.

Descargas

Accede a consejos y herramientas para conocer mejor tu lesión, cómo prevenirla y tratarla.

Accede a las descargas

Descargas

Accede a consejos y herramientas para conocer mejor tu lesión, cómo prevenirla y tratarla.

Accede a las descargas

Indica tus datos para acceder a estos consejos y herramientas:

O mediante tu cuenta de facebook: